viernes, julio 08, 2005

Hombre y mujer los creó..


Hay un tema que está en boga, desde hace algún tiempo, y que en la actualidad ha causado furor, me refiero a la legislación para aprobar la unión de parejas y la adopción de niños por parte de aquellos que tienen una relación del mismo sexo. Ya hay países, como España, que la han aprobado causando todo un revuelo en la opinión internacional: manifestaciones a favor, en contra, posición de juristas a favor y en contra, la posición de las diversas corrientes religiosas, de sistemas de gobierno. Mi posición personal y como sacerdote es la posición de la Iglesia en materia de doctrina, fe y buenas costumbres. Cabría por definir el concepto de matrimonio que hace referencia a la unión estable entre un hombre y una mujer, unión natural para generar la vida en el amor conyugal, unión querida por Dios “Hombre y mujer los creó” Gn 1,1 y que desde el principio adquirió carácter, orden, imperativo, mandato de Dios, el orden natural creado por Dios debe llevarse a feliz término “Por eso el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne” Gn 2,24 para que como fin de su unión y formando un solo ser procreen hijos “Sean fecundos y multiplíquense”, de allí que la unión del hombre y la mujer es una bendición de Dios para formar la única y verdadera familia natural que la teología de la Iglesia nos dice que fue mantenida desde el principio y que nunca a perecido como consecuencia del pecado original y salvaguardada en el plan de Dios para el hombre. Incluso Jesucristo sentencia definitivamente al respecto la obra del Padre cuando eleva la unión natural entre el hombre y la mujer a la categoría de sacramento “Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre” Mc 10,9 e incluso con autoridad recuerda las palabras del Eterno al principio de la creación “El hombre se une a su mujer para ser una sola cosa” Mc 10,8. Además, Dios quiso experimentar en sí mismo lo que había instaurado cuando envía a su Hijo al mundo para que naciera en el seno de una familia y cuya única constitución válida está formada principalmente por el padre y la madre: José y María y la prole Jesús. Tanto es así que al Encarnarse Cristo tuvo que gestarse en el vientre virginal de su madre para poder ser verdadero hombre sin dejar de ser verdadero Dios y tener calor de hogar. Ante esto y con la aprobación de matrimonios del mismo sexo y la adopción de niños por parte de estos cabría preguntarse: ¿Se les puede aplicar a estas uniones el mismo concepto de matrimonio ya que por nombre, definición y naturaleza hacen referencia a la unión entre el hombre y la mujer?, ¿Hay lugar para equiparar con el concepto originario y natural e incluso divino de lo que es íntegramente una verdadera familia constituida por el padre la madre y los hijos? De admitir esto por ejemplo entre unión de hombres ¿Quién asume el rol de la madre que solo esta destinado a la mujer?, entre unión de mujeres ¿Quién asume el rol de padre que solo está destinado al hombre?, De adoptar niños ¿Hay que someter aun tercero (al niño) a pertenecer y a asumir la educación, el patrón y conducta de aquellas uniones del mismo sexo?. La Iglesia no cuestiona la condición sexual o la elección que haya hecho el ser humano, porque a mi modo de ver la orientación sexual de las personas del mismo sexo viene acompañada de una decisión como producto de su propio proceso de vida con sus situaciones y circunstancia y en el uso de su libertad han elegido el ejercicio de su sexualidad, pero de allí a que se equiparen las uniones de personas del mismo sexo al concepto de matrimonio y de familia que la humanidad ha conocido desde su siempre es muy distinto. ¿Qué tipo de ser humano se estaría gestando bajo la orientación y educación en las personas unidas del mismo sexo? Si la Iglesia se ha mantenido firme en su lucha contra el aborto provocado por que un tercero no es culpable del acto irresponsable de otro para que lo asesinen (embrión fecundado), ¿Los niños adoptados serán objeto de experimentación o prueba para ver como funcionan estas uniones del mismo sexo? De ser así habría que cambiar el orden natural vaya usted a saber cómo, habría que arrancarle las páginas a la Biblia para olvidarnos de Dios, habría que anular el Evangelio de Cristo y lo que en materia de matrimonio ha sentenciado, habría que desaparecer incluso de la educación los valores morales, humanos y cristianos que se han aplicado desde siempre a la pareja, al matrimonio y a la familia. De imponerse este capricho o quizás esta moda hacia donde iría el mundo. Incluso a nivel de amor y sobre todo responsabilidades, deberes y derechos de la familia ¿dónde quedarían?, si de la unión de un hombre y una mujer se genera la vida, de la unión de un hombre con un hombre, de una mujer con una mujer ¿qué se genera?, la legalización de la adopción de niños por parte de parejas unidad del mismo sexo ¿sería cómo un premio de consolación por estar cerrados a la generación de la vida? De verdad que este panorama representa un desafío para el todos, repito no se condena la elección sexual que se haya hecho, cada quién es libre pero lo otro es violentar el orden natural y divino de lo que es la unión en pareja por personas heterosexuales, el matrimonio civil o religioso y la familia. Es como querer multiplicar un número por cero y cambiar las matemáticas para que den un valor irreal ya que la suma del hombre y la mujer darán hijos pero la suma de personas del mismo sexo nunca dará nada. Estamos por tanto ante una arremetida del relativismo moral es decir lo que mas conviene, es un tomar de aquí y de allá un permisismo aberrante. Una injusticia contra la verdadera familia y una trasgresión de los derechos fundamentales y humanos del hogar formado por el padre, la madre y los hijos que encontrarán en la Iglesia y en los hombres de buena voluntad el valor moral de la defensa de esta natural y sagrada Institución.


Pbro. Gèrman Vivas Häusler

4 Comentarios:

Anonymous Victor publico...

Lo que se plantea sobre al adopción por parte de parejas homosexuales es interesante, debido a que muy pocas personas han reparado en ello, cabe preguntarse ¿cual será la orientación sexual de los niñ@s adoptados?. En base a esa pregunta he llegado a la conclusión de que una pareja homosexual, esta en el deber de educar a ese niñ@ adoptado, dentro de un marco neutral a cualquier orientación sexual.

En otras palabras, deben velar por el desenvolvimiento sano de esa persona de la cual son responsables, y hacer todo lo que este a su alcance para no influir en su conducta sexual. Todo esto debido a que cabria pensar que un hijo de una pareja hosexual tiene una probabilidad mayor de desarrollar una conducta afin a la de sus "padres".

En mi opinión, si estos aspectos son tomados en cuenta e incluidos en la legislación recientemente aprobada, podria cubrirse en un alto porcentaje la brecha generada en cuanto a los aspectos morales.

Desde el punto de vista religioso, es probable que el problema planteado tenga mas camino por andar, ya que como expresas, esta legislatura va contra todo principio religioso. Pero siempre debemos recordar que Dios, es amor y comprensión. Si un padre es capaz de perdonar los errores mas grandes de un hijo, que no estaría dispuesto Dios a comprender siendo este perfecto y aquel un simple mortal, creado a su imagen y semejanza.

12:31 p. m.  
Blogger YaDi publico...

"valor moral"....amigo eso se perdió en la iglesia hace muuuuuuuuuuuuucho tiempo...
mi opinión te la di por messenger;)
besossssssssssss

12:45 p. m.  
Blogger Troka publico...

Un tema polémico y con mucha tela que cortar, siempre habrá defensores de cualquier postura. Definitivamente tomar la decisión de someter niños adoptados a un hogar homosexual es abrirlos a un concepto de familia no tradicional y probablemente someterlos también a un ejemplo de sexualidad diferente. Pero cabe preguntarse no se está privando a un niño/a de un posible buen hogar y unos buenos padres? Hablo de los hijos adoptados por parejas homosexuales, ahora, si alguno de los integrantes de la pareja ya tiene hijos, pues esos hijos están ahí, no están siendo dados en adopción. En fin, da para mucho este tema.
Buen post

Aparte, muchas gracias por la ayudita técnica que dejaste en mi blog. Nos estamos leyendo.
Abur.-

1:21 p. m.  
Blogger Kostas publico...

Grasias a ambos por vuestra felicitación: uno, hace lo que puede.
De todas formas, Gus er cura..., te diré que, más que a diós, creo en las diosas y sus magníficas mamadas, a ver si se enrollan y bajan a esta tierra para hacerme una como "diós" manda..., jajaja.
"Simpatía for devil", es una de mis canciones favoritas, con la que estoy asaltando continuamente al Hades para conocer lo desconocido, siendo recibido por Lucifer -el dios de la luz- que fue expulsado del paraíso por rebelarse contra tu todopoderoso. Nunca llamaré a las puertas del cielo -te aconsejo que escuches la versión de los "Gunsens Roses...", para darte algo de vidilla que ya veo que te falta últimamente, jejeje.
Grasias de nuevo por vuestros comentarios y...
¡que siga la juerga, Fairy...!,
¡Yepaaaaaaaaaaaa!

2:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Regresar

    banner 150x150-2
Mi foto
Nombre: Gustavo er Cura
Ubicación: Madrid, Madrid, Spain
Greenpeace de Venezuela El Equipo bicampeon del Caribe xml image_mini

Powered by Blogger El Expreso Azul

Movimiento en apoyo del idioma español en Internet  Bitacoras.com
imagen
Obten Thunderbird Suscribir con Bloglines directorioblogweb Bloguisferio.com

    Counter
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. mail